Como Besa un Leo

Como Besa un
El rey del zodiaco es hijo directo del Sol y representante fiel de la realeza astrológica. Las personas nacidas bajo el signo de Leo son apasionadas, románticas, seductoras y muy seguras de sí mismas. Para Leo no es difícil mostrar sus sentimientos, tampoco dejar claro que no tiene intenciones de una relación seria al mantener un contacto más íntimo con alguien con quien solo busca un poco de placer carnal.

Leo es seguro, siempre mira a los ojos y es muy sincero a la hora de expresar sus intenciones, ya sean románticas o para cualquier ámbito de su vida. El león tiene un gran corazón y puede tener más de un gran amor dentro de su camino, ya que no cree en que solo exista una persona para cada ser, por eso, es capaz de amar intensamente en un momento, pero si eso termina, vuelve a amar nuevamente en el futuro con mayor intensidad aún.

Los besos de Leo son apasionados, pero también románticos. El león gusta de demostrar que es una persona muy fogosa y dejar siempre la sensación de que la relación íntima a su lado ha sido espectacular. El orgullo de Leo le lleva a aprender mucho sobre la sensualidad y no se limita en la experimentación, pero si hay algo que a Leo no le agrada, no lo hará, aunque el futuro de una relación dependa de ello.

Los besos del león.


A Leo no le hace ningún problema que alguien no sepa cómo dar un buen beso, el león tiene tiempo y ganas para enseñar cómo ser un buen amante en cualquier momento de su vida. El león ama ser maestro para otros en la afectividad, ya que sabe que tiene mucho potencial y no necesita de alguien experto para lograr satisfacerse, ya que él o ella saben muy bien lo que hacen en ese ámbito.

La leona besa siempre de manera apasionada, invitando con su gran poder de seducción a una relación placentera y satisfactoria. Obtiene placer tanto dando como recibiendo y sus besos así lo demuestran. El león también es apasionado como la leona, pero sus besos son rudos, apasionados y fuertes, invitando siempre al placer y a una relación afectiva plena y satisfactoria, hasta para las personas más quisquillosas en ese ámbito.

Los besos de Leo son liberadores, permiten a la persona explorar sus propios deseos y no tienen límite. Un león siempre será el que domine en el beso con otra persona, ya que sabe cómo guiar la boca del otro para lograr mayor satisfacción y entrega a la hora de juntar los labios.

Los besos del león y la intimidad.


Leo no gusta de besos sin amor o sin pasión, por eso, sus besos siempre derivarán en una relación íntima, ya que el león sabe muy bien cómo guiar a la pareja para ello, ya sea en relaciones duraderas o de una sola noche.

El león nunca se cerrará a la oportunidad de tener placer y de entregarlo, ya que no es mezquino en ese ámbito y sabe que el placer que puede dar a otro aumentará su propia dosis de satisfacción en la intimidad. Para el león, el beso es el juego inicial que da paso a una relación íntima, no será nunca una persona egoísta en ese aspecto y sabrá exactamente hacia dónde dirigir sus labios y su lengua para encontrar el punto exacto de placer en su amante.

Te puede interesar